Bueno, pues creo que lo más relevante, en cuanto a proyectos personales, que he hecho en 2022 ha sido terminar PGS-2, un proyecto que dejé bastante avanzado a finales de 2021. Aun así, me ha llevado su tiempo, tanto terminarlo como luego publicarlo en el blog.

Hice un video para enseñarlo, bien montado y con música. Y escribí en mi blog un post bastante largo y con fotos donde mostraba un poco por encima el “cómo se hace”. Además, escribí ese post en español y en inglés. Y lo envié a una web en la que ponen proyectos caseros de este tipo (hackaday.com). Me lo publicaron y la verdad es que, gracias a eso, el vídeo ha tenido bastantes visualizaciones (más de 2000 a día de hoy).

En el blog he seguido publicando posts con más detalle sobre el “cómo se hace”, pero creo que estos ya no han tenido visitas. Pero bueno, a mi me sirve para dejar un poco documentado ahí todo.

Otra cosa buena que me trajo este proyecto es que me contactó una empresa china para ofrecerme colaborar para algún otro proyecto del estilo. Me decían que me podían construir la pcb (pero la tengo que diseñar yo), o imprimir cosas en 3D. Los tengo presentes para mis próximos proyectos, pero con el tiempo que ha pasado, no se si al final esta colaboración llegará a algo.

Ha habido otro “logro” de este año que es también importante, aunque no es tecnológico. He entrado en una orquesta; la Orquesta Concertante de Madrid. La verdad es que me lo paso bien allí. Y ya he ido a dos conciertos, algo que me parecía impensable antes.

Tocar con una orquesta tiene sus cosas fáciles y difíciles. Hay muchas partituras que son más fáciles que las habituales que toco en clase. Pero también hay otras que son muy rápidas y complejas. Hay que estar muy atento, contar bien los silencios, entrar en el momento justo y, sobre todo, no pararse; la orquesta nunca para porque te hayas equivocado. Por otra parte, al haber tantos instrumentos, si alguna vez te equivocas, no se suele notar mucho. Y si no tocas algún trozo, tampoco.

Es una orquesta con mayoría de aficionados. Si fuese profesional no me habría metido. Incluso así, todavía hay días que me pregunto si debería estar ahí o no. No me fío mucho del nivel que tengo. Pero, en cualquier caso, me alegro de estar ahí. Me gusta, me lo paso bien, he conocido gente, lo cual me ha venido muy bien a nivel social, estoy aprendiendo nuevas canciones y aprendiendo cosas sobre música y sobre tocar con gente.

¿Que cosas quiero hacer en 2023?

Pues, como siempre, tengo una lista de proyectos y de pretensiones demasiado grande. Tendría que hacer, como decía Steve Jobs, coger solo tres y dedicarme a ellas. Y puede que ni siquiera tantas. Pero, por empezar con algo, como siguiente proyecto, estoy avanzando con una aplicación para móvil. Es una aplicación de gestión de cuentas personales. No es gran cosa, pero a mi me sirve para aprender y, sobre todo, para llevar mis cuentas. Sé que hay muchas aplicaciones del estilo, pero esta me la estoy haciendo a mi gusto.

También tengo otro proyecto hardware, pero está sin empezar. 


Cosas que he aprendido

Tengo a medias un curso de Arduino. No es de programación, es simplemente de detalles de la placa, para conocerla más a fondo.

También he hecho un curso de dibujo. Me gusta mucho, aunque todavía tengo que hacer una revisión de los temas y ponerme a dibujar un poco más en serio. Me ha gustado hacer algo que tampoco tenga nada que ver con el ordenador o con la tecnología.


Libros que he leído

Este año he terminado tres libros. Ya sé que son pocos, pero está en la media de los libros que leo yo al año.

Hechos insólitos de la segunda guerra mundial, de Jesus Hernández. Me ha gustado, como todos los libros de la segunda guerra mundial que ha escrito este señor.

Disrupción, de Dan Lyons. Sin duda, el libro que más me ha gustado de los que he leído este año. Habla sobre las empresas y startups tecnológicas, contando las intimidades de cómo funcionan por dentro. Muy, muy bueno. Y muy bien escrito. Me enganchó.

Valle inquietante, de Anna Wiener. Me lo compré siguiendo la estela del anterior, ya que trata el mismo tema, pero me ha gustado menos. 

Y hasta aquí el resumen de este año. Tengo cosas a medias (proyectos, libros, etc…) que espero ir contando en el blog a lo largo de este año.

2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.