La iluminación general del panel es otra cosa que me ha consumido mucho tiempo y mucha energía, la verdad. Voy a explicar cómo lo he hecho, los problemas que tiene, y como lo haré la próxima vez (si es que hay próxima vez).

La idea que tenía en mente es que las letras blancas que hay en cada control, se iluminaran desde atrás en color verde, para que, en condiciones de poca luz, o por la noche, se puedan leer y queden chulas.

La forma de hacerlo, basándome en la web de thewarthogproject, es poner unos leds verdes detrás de cada palabra. Si la palabra es corta (por ejemplo “APU”), basta con poner un led. Si la palabra es larga (PARACHUTE), hay que poner dos.

Como además tienen que ocupar poco, para dejar sitio para los interruptores, me decidí por leds de 3mm. Probé varios y al final encontré unos de alto brillo que me iban bien. Son estos: https://www.electronicaembajadores.com/es/Productos/Detalle/SMDL3C5B/semiconductores/diodos-y-displays-leds/diodo-led-3-mm-clear-verde-8000-mcd-38-ht204ubgc.

Además, no olvidemos el requisito de que todo tiene que funcionar con los 5v que da Arduino. Para que iluminen bien consumiendo lo menos posible, hay que poner 2 leds en serie con una resistencia. Si se ponen 3 leds, ya nos pasamos de 5v y no lucen. El valor de la resistencia dependerá del voltaje de los leds. En mi caso la resistencia es de 330 ohm. Resumiendo: hay que ir poniendo grupos de 2 leds + una resistencia:

Esquema de conexión de los leds

Como hay que iluminar muchos textos, hay que poner, en paralelo, muchos grupos de 2 leds + resistencia. En paralelo podemos poner bastantes leds. En su día hice los cálculos para ver si Arduino me daría la intensidad que necesitaba, y sí, la da (y más). En total han sido 28 leds para la retroiluminación, agrupados en 14 grupos de 2 leds.

Pongo un pequeño esquema de como he puesto estos leds y como los he agrupado de dos en dos.

Para que los leds se queden en su sitio, los he pegado en los agujeros. Además, he doblado las patillas, para que sobresalgan lo menos posible por la parte interna del panel y no interfieran mucho con los interruptores. Luego he soldado los cables y las resistencias, he conectado la entrada de 5v a un interruptor, y listo.

Contado así parece fácil, pero tiene algunos problemas. El más importante es que el resultado produce un efecto llamado “hotspotting”. Esto es que, cuando tienes un texto como CNPY y le pones un led verde detrás más o menos entre la N y la P, justo esa zona queda muy iluminada y, a medida que nos alejamos hacia la C y la Y, queda un poco más oscuro.

Además, está el problema de hacer montones de agujeros para los leds, soldar todos en grupos de dos con otras tantas resistencias, y conseguir que todo quede lo más “plano” posible por la parte interna, porque si no, los interruptores (que, en mi caso, son bastante grandes) pegan en las patillas de los leds y podrían provocar un cortocircuito. La solución para esto fue aislar los leds y los cables poniendo cinta aislante por encima. Pero la solución buena es utilizar unos interruptores que tienen la manecilla grande (del mismo tamaño que estos), pero la parte interna más pequeña.

Finalmente hay una forma de hacerlo más fácil que todo esto. Es utilizar unas tiras de leds que funcionen con 5v. La idea es ponerlas más atrás y en varias filas, de manera que den una iluminación general potente a todo el interior de la caja. Luego esa iluminación general “saldrá” por los huecos de los textos.

En este caso, lo único que hay que hacer es poner el primer panel, en el que van enganchados los interruptores, de metacrilato transparente para que dejen pasar la luz.

Retroiluminación
Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.